Blogia

LA PALABRA MÁGICA

Introducción a La Palabra Mágica

Introducción a La Palabra Mágica

Hace ya nueve años que terminé de escribir mi primer novela: "Esencia de Mar", y entre retoques y correcciones transcurrieron otros tres, pero como nunca pensé tomarme un descanso tan prolongado, proseguí con la escritura tozudamente y con el máximo placer. Así es que para el 2000, por voluntad del destino, ya estaba en mi mente y también en los papeles, "Juegos Precarios", una obra en la cual presuntuosamente me proponía exponer, en un solo ejemplo, las dificultades que influencian y desarmonizan la vida ordinaria y que progresivamente se ha ido convirtiendo -pues aún no he llegado al final- en una serie de complejas circunstancias que dan sentido a la vida.

     La causa de semejante transformación puede que nunca llegue uno a conocerla, al menos si persistimos en pensar que lo que hemos escrito nos pertenece. Pero puede pues ocurrir en un lapso de tiempo, en un instante, un momento mágico en la percepción de la obra elaborada, en el cual tomamos conciencia de las fuerzas que nos ayudaron y nos sostienen. En efecto, el conjunto de ideas expuestas terminan siendo la resultante de pensamientos cuyo origen nos resulta difícil de definir.

     Definitivamente, en algunas circunstancias -quizás como esta- la palabra escrita acaba teniendo un germen común, pero oculto a nuestros sentidos, digamos mágico.

     Claro que esta procedencia ofrece la palabra desembarazada de una gramática artificial. No se trata de una palabra que adorna al arte de hablar o escribir bien un idioma, sino aquella formada poco a poco por la vida misma. Lleva en su seno el calor y la fuerza del desarrollo humano, la música, el color y la geometría, la esencia de la creación, en fin... tiene alma y como tal, se hace mágica porque posee el poder de transformarse y de transformar, a pesar que esos cambios no puedan ser percibidos sino con el tiempo.

     Por fin, esta introducción resulta objetivamente destinada a la palabra porque es ella la respuesta al ¿por qué decidí hacerme escritora?. Por ella puedo responder al sutil problema filosófico de transmitir los pensamientos y las ideas y darles el ritmo necesario para que puedan ser enteramente satisfactorios a la digestión del lector, que se ve habitualmente privado hasta las últimas posibilidades de captar mínimamente la esencia de las cosas.

     Por la palabra mereceríamos ser considerados. Ya no por las innumerables incoherencias del idioma. Así, se hace necesario por cierto, que tengamos la amplitud suficiente de comunicarla como manifestación natural del sentimiento y como remoto objeto, sumamente valioso, para asistir al progreso de la comprensión humana.

                                                               Erica Espiñeira

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Como Utilizar el Blog

Como Utilizar el Blog

Internet Blog Serial Number

 perteneciente a "La Palabra Mágica"

  

No todos conocen exactamente las posibilidades que brinda un weblog, ni tampoco el orden, por cierto caprichoso, que puede darle su autor. Es por ello, que aunque parezca elemental y hasta tedioso, considero más que nada útil ofrecer esta guía, esencialmente para aquellos que no están familiarizados con su utilización.

Usted se halla ubicado en la Portada. En esta puede leer directamente:

   *Introducción a La Palabra Mágica.

   *Acerca de La Palabra Mágica. (en el módulo de la derecha).

Acceda al contenido del blog utilizando la sección Temas localizada en el módulo de la derecha:

   *Acerca de la Autora: Con los datos biográficos de Erica.

   *Obras de la Autora: Con los comentarios breves de las mismas.

   *Sobre "Esencia de Mar": Donde se encuentra todo lo que tiene que saber acerca de ésta novela.

   *Leer "Esencia de Mar": Haga click aquí y podrá leer la novela.

   *En las Librerías: Puede obtener la información necesaria de los locales en donde adquirir el libro.

   *Comentarios Literarios: Aquí, la autora analiza y comenta diversas obras escogidas por poseer en su seno La Palabra Mágica.

   *Agradecimientos: Agradezco a...

   *Eventos y Certámenes Literarios: Sepa donde y cuando concurrir o inscribirse.

En la sección Enlaces, puede obtener información conectándose con aquellos sitios especiales que no deben dejar de conocerse; con páginas amigas; weblogs literarios recomendados; editoriales y agencias literarias; mientras que en las librerías accederá a los sitios en donde adquirir "Esencia de Mar".


Ex Libris

Ex Libris

Ex libris

Erica Espiñeira

 

Esencia de Mar. Comienzos...

Esencia de Mar. Comienzos...

Los Comienzos de Esencia de Mar

 

La percepción clara, íntima, de una verdad, sin la ayuda de la razón, tal como si se la tuviese a la vista, se apoderó de mí para conducirme por los enredos de este atractivo tema.

Sólo desde el alma me permití contar esta historia, para que le llegue al lector del mismo modo y logre así percibir el influjo de las sensaciones, de las emociones y el poder de la vida misma.

Debo admitir que recopilar información me llevó un tiempo prolongado, pero para mi asombro, mientras me reunía con el material, los personajes cobraban vida.

Así comenzaba Esencia de Mar. Pero a medida que la historia avanzaba me encontré con mayores dificultades; es el caso de poner al descubierto las reacciones adversas de la sociedad frente a circunstancias complejas y el intento de lograr revertir esas situaciones a través de los diálogos.

Acercándome ya a los últimos momentos de la obra, me hallé en medio de un duelo o aceptación de su final. Los personajes se encontraban muy arraigados en mí; pero paradójicamente, esa última palabra de tres letras, fin, colmó mi alma de emoción.

Registrar la obra fue sólo cuestión de minutos, pero presentarla en distintas editoriales me llevó unos años, desaliento y un enorme fastidio.

La obra tuvo por suerte, descansar en un sobre cerrado, así como la había llevado, durante un mes en la prestigiosa Editorial Planeta. También descansó en Sudamericana y en Emecé del mismo modo. Lo que más molesta es la falta de respeto. Recibir la obra y rechazarla sin haberla leído es denigrante.

Después de no tener éxito con las grandes Editoriales y pasado un tiempo decidí presentar la novela en el concurso internacional Letras de Oro de Honorarte. Nunca me enteré quién fue el ganador.

Cuando me contacté con Editorial Argenta Sarlep S.A. presentía el mismo destino. Pero las cosas fueron distintas. Entrevista, lectura de la obra y finalmente una calificación por parte de su representante, la Sta. Heidi Tantin Beskow, que nunca terminó de sorprenderme: "Una novela emotiva y conmovedora que cautivará de inmediato a sus lectores hasta el desenlace".

 

 

Esencia de Mar. Presentación en Villa Victoria Ocampo, Mar del Plata.

Esencia de Mar. Presentación en Villa Victoria Ocampo, Mar del Plata.

 

"...el ser humano es una somatografía

llena de nudos, de los cuales el nudo

principal es el alma..."

" ...en Esencia de Mar, las palabras atan

y desatan los pensamientos que, de a ratos

nos asaltan a todos como las llamas

de un voraz incendio..."

 

Esencia de Mar

Presentación

2004

Noviembre 27

Villa Victoria Ocampo

Mar del Plata

De esta manera se invocaba a concurrir a la primera presentación de la novela Esencia de Mar, la cual se llevó a cabo con un acto efectuado en el Centro Cultural Villa Victoria Ocampo de la ciudad de Mar del Plata y auspiciado por la Subsecretaría de Cultura de la Municipalidad de Gral. Pueyrredón y Editorial Argenta Sarlep S.A.

Al mismo concurrieron autoridades de cultura de Mar del Plata, de Editorial Argenta Sarlep S.A., críticos literarios y vecinos de la ciudad interesados en temas culturales.

En el salón de actos de la hermosa casona se escucharon los comentarios del Presidente de Editorial Argenta Rudolf Ernst, su gerente Alex Ernst, y de la autora, Erica Espiñeira.

 

La Villa Victoria Ocampo:

Era un atardecer cálido de final de primavera. Llegué a la Villa de Victoria Ocampo, la prestigiosa escritora argentina. Algo nerviosa por la presentación caminé por su gigantesco y hermoso jardín; por los senderos de grava entre añosos árboles y la imaginé a doña Victoria recorriéndolo serenamente, mientras mantenía largas charlas entre los árboles, con personajes como Eduardo Mallea, Bioy Casares, Gabriela Mistral o Borges; quienes fueron sus amigos.
Esta era su casa de veraneo y se halla ubicada en la manzana rodeada por las calles Matheu, Arenales, Quintana y Lamadrid. Fue comprada en Inglaterra y construida en 1912 por la tía abuela de Victoria; doña Francisca Ocampo de Ocampo. El conjunto de la Villa está compuesto por tres edificios: la casa principal de madera y hierro en estilo inglés; la casa de los caseros en estilo francés y la última en estilo italiano con un doble garaje donde en los altos vivía el personal de servicio.

Al entrar en la casa fui recibida por la coordinadora del Centro Cultural; la Sra. Marta Lamas, quien me mostró las instalaciones, el lugar donde se realizaría el evento, y aprovechó para contarme algunas historias sobre la villa; la misma fue donada en vida de Victoria Ocampo igual que Villa Ocampo de San Isidro, a la UNESCO y a la muerte de Victoria este organismo decidió rematarla para solventar los gastos de la de San Isidro. En 1981 el Municipio de Gral. Pueyrredón la compró y desde esa época funciona en ella el Centro Cultural Victoria Ocampo. Recuerda la Sra. Lamas ese remate y la indignación de los habitantes de la ciudad de Mar del Plata por la actitud de la UNESCO; muchos particulares compraron casi todo el mobiliario y recuerda también que dada la presión de la gente, el intendente en persona llegó hasta el lugar para comprarla en el remate.
Mirta Galli es guía de la Villa, y cordialmente se acercó para terminar de ordenar los últimos detalles de la presentación, pero también me contó algunas historias que las dejo en secreto, para que ella se las relate cuando se acerquen al Centro Cultural.

 

 

Esencia de Mar. Comentario en el Diario El Día de La Plata.

Esencia de Mar. Comentario en el Diario El Día de La Plata.

Diario EL DÍA. Suplemento de Cultura.

La Plata. Domingo 2 de enero de 2005.

Comentario realizado por el crítico literario Gabriel Bañez.

 

 

"Esencia de Mar", Erica Espiñeira, Argenta 2004.

La lucha desigual y dramática frente al SIDA, las relaciones humanas y el amor ante la adversidad, así como la incomprensión y la solidaridad de unos pocos, son parte de Esencia de Mar, una historia contada sin concesiones y en la que palpitan, acaso muy nítidamente, vivencias y experiencias emocionales que la autora describe con intensidad. De una ciudad santa de la India a la Argentina, hay una enorme distancia. Pero en el corazón de la protagonista el retorno y el exilio representan algo más que un abismo anímico, definen un mundo afectivo imposible de soslayar: Matías, Julia, la propia Rocío, voz de esta novela breve en la que el odio y el amor escriben los fragmentos de un mismo libro. Hay un alegato que sobrevuela cada página de Esencia de Mar, y que la autora remarca: evitar los engaños y la desinformación ante una enfermedad como el SIDA. Eso es lo esencial.

 

 

Esencia de Mar. Presentación en el Centro Cultural Gral. San Martín, Buenos Aires.

Esencia de Mar. Presentación en el Centro Cultural Gral. San Martín, Buenos Aires.

"Esencia de Mar es un encuentro entre dos realidades; encuentro que esconde el misterio de la unión de esas dos realidades. Pero toda realidad tiene su propio misterio y el nudo hace las veces de guardián de tales secretos".

 

 

Ciudad de Buenos Aires, viernes 11 de marzo de 2005.

La Municipalidad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires cede la sala "D" del Centro Cultural Gral. San Martín situado en la calle Sarmiento 1551, para que Erica Espiñeira y Editorial Argenta Sarlep S.A. lleven a cabo en esta ciudad la presentación de la obra literaria Esencia de Mar.

La concurrencia tuvo la oportunidad de dialogar con la autora y con el representante de la editorial Sr, Santiago Rueda quienes previamente disertaron acerca de la obra.

 

 

Esencia de Mar en la Feria del Libro Buenos Aires 2006

Esencia de Mar en la Feria del Libro Buenos Aires 2006

"Un libro es una cosa entre las cosas, un volumen perdido entre los volúmenes que pueblan el indiferente universo, hasta que da con su lector, con el hombre destinado a sus símbolos".

Jorge Luis Borges

 

 

32.ª FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO - BUENOS AIRES.

Del 20 de abril al 8 de mayo de 2006.

La Rural. Predio Ferial de Buenos Aires.

 

En su 32ª edición, la Feria Internacional de Buenos Aires, El Libro del Autor al Lector, que como en años precedentes, tuvo lugar en el Predio Ferial de Buenos Aires en la Rural, se desarrolló entre el 20 de abril y el 8 de mayo del corriente año. El lema que la convocó es "Los libros hacen historia", y evidentemente así fue, si tenemos en cuenta que fueron utilizados 36.510 metros cuadrados para albergar a 1424 expositores. Fueron realizados 1.300 actos, se dictaron 5 cursos, 4 ciclos y un encuentro internacional, añadiéndose a ello las videoconferencias, una maratón de lectura, un festival de poesía y numerosos actos con invitados del exterior.

Todos esos datos pueden ser interpretados de diferentes maneras, pero sea como fuese, la realidad es que en ese contexto Esencia de Mar estuvo presente en la Feria del Libro.

En el stand 232 del pabellón azul, perteneciente a la Sociedad Argentina de Escritores se presentó Esencia de Mar y en los días 21 de abril y 4 de mayo se llevó a cabo la firma de ejemplares, una actividad que resulta una verdadera satisfacción:

...Se acerca una pareja que acaba de comprar un ejemplar. Observan con timidez.

-"Usted sería tan amable de firmarme el libro. Ocurre que venimos de muy lejos y compramos unos cuantos. Ahora tenemos la suerte de llevar este firmado".

Luego un señor con un papel de cuaderno en su mano me pide una firma.

-"Podría usted firmarme. ¡Acá!, al lado de esta otra".

El papel tenía muchas firmas. ¡...Y estabamos en el segundo día de la feria!. Se trataba de un coleccionista o cazador de firmas.

 

 

Esencia de Mar en la Feria del Libro Mar del Plata 2006

Esencia de Mar en la Feria del Libro Mar del Plata 2006

"Quizá no hubo días en nuestra infancia más plenamente vividos que aquellos que creíamos dejar sin vivirlos, aquellos que pasamos con un libro favorito".

Marcel Proust en "Sobre la Lectura".

 

2da. Feria del Libro.  

Mar del Plata. 

Puerto de Lectura.

6 al 22 de octubre de 2006.

La Feria del Libro 2006 ocupó diecisiete jornadas consecutivas de intensa actividad cultural, que impactaron en la fisonomía y el espíritu de la ciudad. La carpa ferial, instalada en pleno centro cívico, fue visitada por unos doscientos mil marplatenses y turistas. Desde cerca del mediodía hasta las 21:00, durante los diecisiete días, Mar del Plata tuvo su fiesta cultural en las calles céntricas y en muchos de sus más destacados edificios abiertos al numeroso público: el Palacio Municipal con su Hall de Exposiciones, el Teatro Municipal Colón, el Instituto Movilizador de Fondo Cooperativos, la Facultad de Derecho, el Centro Cultural General Pueyrredon y la iglesia Catedral. A la magnífica postal del espacio público engalanado con exposiciones y vivido por personas de todas las edades y condiciones sociales, la acompañó otro singular fenómeno: la sorprendente muestra de la producción cultural local, pues a los autores y espectáculos provenientes de otras ciudades, se sumaron decenas de escritores, investigadores, docentes y artistas marplatenses, que aportaron conferencias, talleres, muestras de artes plásticas y espectáculos de primerísimo nivel.

Esencia de Mar estuvo presente en la Feria del Libro y en los días 14 y 15 octubre se llevó a cabo la firma de ejemplares.

 

 

Esencia de Mar

Esencia de Mar

Leemos Esencia de Mar?

    

 

 

 

     ...Los números no cerraban en mi precaria economía; cada vez eran más y más las cuentas que se acumulaban en mi hogar.

     La realidad que tenía frente a mis ojos me demostró en este caso, que no se trataba de una buena combinación de cifras sino que ya no quedaban ahorros para sobrellevar algún que otro tropiezo.

     En ese preciso instante decidí volver a mi país de origen.

     Sabía que la decisión que había tomado, era un tanto mórbida y sólo en ocasiones creía que enfrentarme a la realidad me iba a hacer bien; también solía sentir a menudo, que la fortaleza que acorazaba mi alma se desvanecía con el correr de los meses y que lentamente todo mi ser quedaba al descubierto. Tan a la vista como una segura agonía.

     Forjar mi propio mundo me costó tiempo, esfuerzo y lo único que realmente gané fue un inmenso desgaste físico y emocional sin permitirme medir aquellas futuras consecuencias que logré padecer.

     Lejos estaba en mi continuar soportando esa soledad o la falta de trabajo que día a día me acosaba sin darme tregua; no lograba conciliar nuevas ideas y me era imposible aceptar que dependía de aquel indominable y famoso estado de ánimo para lograr algún propósito.

     Como escritora, las nuevas ideas constituían un valor fundamental, de ellas dependía el trabajo, obviamente implicaba una de las formas más alteradas y poco ideal para subsistir; pero era exactamente mi mundo.

 

 

                                                       -9-

 

 

     En él reinaba la ansiedad, la pasión, pero en la mayoría de los casos el principal exponente pasaba a ser ese conjunto de sentimientos que terminaba plasmándolos en aquellas hojas, marcando una determinada invasión de culpabilidad que me acompañaba a donde quiera que fuere.

     Sólo algunas estrategias podían salvar aquel mundo vicioso de palabras y alguno que otros argumentos donde frases fundamentales iluminaban la felicidad en esos capítulos.

     Una de esas estrategias era pisar suelo argentino y lograr mantenerme en él sin el menor propósito de volver a huir desesperadamente de un pasado al que no me atrevía a enfrentar, no sé si por miedo a una total y despiadada desilusión; no entendía nada... Nada.

     Pero si sabía que un problema existencial me aquejaba; vivía sumergida en una angustia constante, las lágrimas inundaban mi rostro sin respetar lugar y tiempo.

     Demás esta decir, que no me atrevía a pensar en como podía enfrentar el pasado; ¿Cómo podía llegar a recuperar el tiempo perdido?. Si el hombre que amaba ya no estaba a mi lado.

     Jamás sospeché que este momento llegaría algún día. Transitaba por una etapa un tanto compleja, la culpabilidad afloraba con demasiado fundamento.

     Realmente no tuve valor como para enfrentar lo que nos estaba pasando, dejé caer al vacío todo lo bello por no saber preguntar a tiempo, por no hablar con Matías sobre lo que pasaba. Sabíamos que el miedo no nos permitía actuar libremente.

     Discutir sobre el tema era una locura; presentía que se iba a tornar un tanto complicada y poco cómoda aquella situación.

     Lo cierto es que me quedé vacía por dentro y por fuera, no respeté mi vida, no

 

 

                                                      -10-

 

 

alcancé a responder todos mis interrogantes, pero lo grave en esta historia era que había abandonado mi papel protagónico; indeclinablemente mi matrimonio había perecido mucho tiempo antes de lo que parecía.

     Una sola cosa me devolvía a la realidad, el recordar aquel circo que organizaron mis suegros el día que Matías dejó de existir.

     La hipocresía tenía nombre y piernas para sostenerse de pie, lo que no llevaba consigo era piedad y reinaba en esa multitud, que aunque parezca increíble jamás se acercaron a él en el momento más dramático de su vida para apoyarlo, acompañarlo...

     Era un momento crucial para él y difícil de sobrellevar.

     Jamás llegué a pensar en permitir ese circo... No me sentía con fuerzas para nada, solo pretendía volver el tiempo atrás aun cuando sabía que era totalmente imposible.

     Tampoco permitieron que me despidiera de él como hubiese querido, necesitaba un poco de soledad para decirle adiós, era una palabra que tenía que decirle solamente a él.

     Sólo una vieja foto que llevaba conmigo a donde quiera que fuere, me hacía recordar aquellos momentos en que los dos proyectábamos un futuro; teníamos esas ganas de vivir, de soñar con hijos y con una vida plena llena de expectativas.

     Esa foto lograba ser el espejo perfecto del momento; reflejaba tantas cosas... La ternura que colmaban nuestras almas por ejemplo, y esa juventud que iluminaba nuestros sueños.

     Sabía que mirarla por mucho tiempo me hacía mal; la angustia se apoderaba de mí y el dolor emanaba desde mi alma... No existía consuelo alguno.

 

 

                                                       -11-

 

 

     El lamentarme ahora no significaba nada ni para ellos ni para mi; sólo el hecho de considerar que había cometido un error significaba que me enfrentaba con la verdad, con la realidad; mal que me pese estaba lejos de los sueños.

     Aún, cuando sabía que mis padres de algún modo me ayudarían; y así fue, lejos de reproches, nuevos consejos y lejos de buscar frases sin argumentos, me enviaron un giro postal con un valor estimativo como para yo poder volver a la Argentina.

     No pensé nada, sólo atiné a arreglar todo lo antes posible, renunciar al único empleo que tenía y comenzar a armar el equipaje; no necesitaba llevar mucho, sólo ganas de enfrentarme con el pasado.

     Así que hice lo que debía, renuncié a mi empleo explicando que regresaba a mi país, que realmente no lo dejaba por otro.

     El segundo paso que di fue decididamente encargarme del pasaje; me costó un tiempo prudencial resolver como volver, obviamente iba a ser un avión pero existían dos caminos; uno era cruzando el Atlántico, más directo, y tendría un par de horas menos de vuelo.

     Indiscutiblemente me tuve que quedar con la segunda opción, no conseguía pasaje hasta la semana siguiente, mucho no me entusiasmaba tomar la otra vía, implicaba mayor gasto, mayor pérdida de tiempo debido a los transbordos que debía realizar, no me quedaba otra que armarme de paciencia y de ganas de volver, que sinceramente no me faltaban.

     ...Saqué pasaje para el primer vuelo, con destino a Seúl... Sentía que tenía todo entre mis manos, y en verdad sólo el comienzo de mi sueño... Debía estar muy temprano del día siguiente en el aeropuerto de Nueva Delhi, el avión tenía hora de partida a las 08:00 AM.

     Presentía por primera vez que cuando aquel avión ganara altura, mi próxima historia comenzaría a tomas vida... MI VIDA INTIMA...

 

 

                                                       -22-

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Esencia de Mar

Esencia de Mar

Seguimos leyendo...

    

 

 

     ... Mi regreso provocó un sinfín de vivencias que no casualmente se entrelazaban con el pasado, en segundos me encontré entre un tumulto de personas que iban y venían, esperando su vuelo en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

     Nadie esperaba por mí... Ni siquiera el mínimo Renault 4 GTL, que tiempos atrás solía quedar en el estacionamiento del mismo, esperando incondicionalmente el retorno de quién lo había dejado allí.

     El verme sola me permitió tomarme ese tiempo que tanto ansié, aún cuando una mezcla de agobio y desolación irrumpía mi interior, más precisamente mi alma... Mi alma...

     Ver mi rostro reflejado en una vidriera de artículos importados, me devolvió a la realidad a tal punto de darme cuenta que no es lo ideal forjar un mundo, pero sí es imprescindible vivir el presente y poder diferenciar la realidad de lo que no lo es... Llegó la hora de recobrar esos años que una vez dejé en pausa tratando de olvidar lo vivido.

     ¡Que difícil!... Me enfrentaba al reto más importante que sostuvo mi vida; me encontraba en el país que me vio crecer, que me brindó educación. Donde obtuve demasiados logros aún cuando sentía el acoso continuo de ese miedo que lentamente se incorporaba tras de mí sin dejar huellas.

 

 

                                                        -27-

 

 

     Entré lentamente, observaba todo... No sabía por donde empezar.

     En principio traté de sacar las telas que cubrían los muebles, resguardándolos del polvo. Luego cerré la puerta que había quedado entornada.

     Sentía todo igual, con la misma esencia de por medio, sólo que hoy Matías no está...

     Había muchas cosas que no comprendía, como el dolor, la muerte y la desesperación de verse uno en un callejón sin salida.

     Levanté el portaretrato que dejé tumbado sobre un mueble antes de marchar; no podía sacarle los ojos de encima, era un hombre muy apuesto.

     Su cabello rubio iluminaba aquellas facciones varoniles de su rostro, que cada tanto se desvanecían para dar lugar a una sonrisa casi tímida, que irradiaba dulzura y serenidad.

     Sus ojos tan azules eran el perfecto espejo de su alma aún en los peores momentos; era alto y delgado pero se notaba su trabajo físico continuo en su marcado cuerpo.

     La presencia de él denotaba su personalidad; éste hombre robaba la atención de todos los que se encontraban en una reunión... era adorable, lo amaba... aún lo sigo amando.

     Dejé el portaretrato sobre el mueble, como estaba y tímidamente caminé hacia la biblioteca; un pequeño cuarto equipado con una computadora y un escritorio.

     Algunas obras de diferentes géneros y autores eran testigo de mis emociones, sobre todo de la felicidad que sentía cuando llegaba a la palabra fin en cada obra; era algo inexplicable pero sentía que cada palabra, cada renglón, cada obra era una parte mía... muy mía.

 

 

                                                       -39-

 

 

     Muchas noches de dolor serían parte nuestra y muchas horas de desesperación tendríamos que compartir.

     Sabía que Matías no quería eso para mí; pero tampoco podía permitir que continúe solo con todo.

     Aquellas palabras volvieron a tomar vida y se presentaron en mi subconciente como si las pronunciara Mati, en ese preciso instante.

     Me era imposible eludir cada una de sus respuestas algunos de mis interrogantes; tampoco podía cambiar aquellas palabras que significaban una herida más para él; debía mantener en pie el sentido de cada uno de los planteos que yo, como mujer lograba hacerle.

     Para mi era absolutamente difícil todo, cada palabra que pronunciaban sus labios carecían de esencia...

     -Te amo y no puedo permitir que te expongas a una forma de vida, que lo único que hace es llevarte al aislamiento...es injusto. No te das cuenta que vales para mí, no te das cuenta que no te quiero perder; tampoco pretendo que des tu vida por la mía.

     -Matías, estoy tratando de luchar a tu lado. ¿Es eso malo?.

     -No, no es malo siempre y cuando valga la pena.

     -¿Te parece que tu vida no vale la pena?. ¿Te parece que mi amor puede perecer dentro de mi alma, sin dejar huellas de ese sublime sentimiento?.

 

 

                                                       -50-

 

 

     Mi presente se mezclaba continuamente con ese duro pasado y confundía mi vida aún más de lo que yo suponía.

     Verdaderamente no lograba descubrir, qué era lo que en realidad vivía; si el presente por el cual transitaba o ese pasado que con sus interrogantes me confundía más y más.

     Instintivamente sostenía que en éstos momentos carecía de decisión propia. Obviamente que ésta actitud no me favorecía en lo más mínimo, ya que con cada paso que daba aparecía un recuerdo distinto y me hacía retroceder más de cuatro años.

     Realmente tenía que poner un límite a todo esto; no podía permitir aquella tortura constante. Debía buscarle urgente un sentido a mi vida, o por lo menos tratar de vivir normalmente, no encerrarme tras la excusa de un agotamiento que no era tal.

     Pero sinceramente me costaba demasiado entrar y permanecer en la biblioteca por mucho tiempo, no podía crear una nueva historia, si no le daba libertad a aquel pasado que se adueñó en parte de mi presente.

     ...Comenzó a sonar el teléfono. Sólo mis padres sabían que me encontraba en casa; así que atendí deliberadamente.

     -¿Hola?

     No se escuchaba absolutamente nada del otro lado; volví a insistir.

     -Hola... hola.

     Al carecer de respuesta colgué el tubo; traté de no pensar en nada, no quería que el miedo se apodere de mí sin sentido.

     Mientras le buscaba nueva ubicación a algunos muebles, me remonté a aquel diálogo, que al no poder encontrar un significado, le di poca importancia.

     ...-¿Cómo no tiene sentido?... ¿te parece que no?. ¡Matías reaccioná!; ¿me estás diciendo que todo terminó?; ¿Qué nuestra confianza se esfumó, cuando yo en ningún momento emití palabra alguna?. Comprendo que somos humanos, podemos cometer errores.

 

 

                                                      -54-

 

 

 

Esencia de Mar

Esencia de Mar

Leemos un poco más?

 

 

 

 

     Cada beso nos llevaba a un estremecimiento total, cada caricia irradiaba sensaciones nuevas, cada una de las palabras dejaba en libertad emociones.

     Matías respondió apasionadamente, como si él hubiese tomado la iniciativa, sus manos comenzaron a recorrer delicadamente mi cuerpo; los límites quedaron a un costado.

     Los dos nos dejamos llevar por los sentimientos, por el amor, no nos importaba nada...

     Aquellas palabras dejaron de tomar vida entre nosotros, solo persistían las miradas dulces, las caricias...

     Nuestras manos recorrían los cuerpos semidesnudos permitiéndonos sentir el calor que irradiaban. Delicadamente Matías me despojó de la última prenda íntima que deliberadamente borraba aquella marca que me dejaba la diminuta bikini después de tomar sol.

     Mi corazón latía cada vez más fuerte, las emociones eran casi incontrolables. Dejó escapar el instinto animal; lejos de buscar un control nos sumergimos en un mar de pasión, buscando el éxtasis dentro de un conmensurado conjunto de sensaciones y renovados sentimientos.

     Sólo nos permitimos escuchar los latidos, sentir la respiración ahogada en sensaciones como dos adolescentes que por primera vez descubren sus cuerpos experimentando un capítulo más en su vida, permitiéndose descubrir libremente sus debilidades sin dañar sus sentimientos.

     La alfombra, unos almohadones gigantescos y los muebles que rodeaban el ambiente eran los perfectos testigos, capaces de preservar intacto ese tan preciado secreto.

     ... Una lágrima fue la que irrumpió en las facciones de Matías, combinando su timidez con los temores que acarreaba esta situación...

 

 

                                                        -92-

 

 

     ... Caminé muy lentamente hacia la habitación, sentía que quería dilatar el encuentro con Matías, no sabía con que me iba a encontrar, si con el Matías optimista o con el pesimista. No lo podría contener; yo no estaba bien y me aferraba por completo al pasado aún cuando no era totalmente saludable.

     ... Llegué y él, como era de esperarse, me recibió con los ojos totalmente enrojecidos, no se si por furia o por aquella angustia persistente.

     -Rocío, por favor decime algo... Algo que me ayude a levantar el ánimo, que me permita sentirme íntegro.

     Fui totalmente un hipócrita, no me hice cargo de nada, y lo que aún es peor, no quiero aceptar esto nuevo que se está sumando.

     Hablaba sólo él... Yo no podía emitir palabra alguna, estaba como en otro planeta; lejos de toda realidad que debiera vivir.

     Sólo atiné a abrazarlo, fuerte... Muy fuerte. Para mí era imprescindible que supiese, lo que en verdad sentía; que los días me perseguían como a él, que mis tiempos también se acortaban y que sufría tanto como él, con cada dolor, cada síntoma que se sumaba a su enfermedad.

     Sentía esa misma depresión que él y nada nos hacía bien a ninguno de los dos; ya casi no soñábamos...

     ... Apoyada sobre la mesa del comedor, con los brazos cruzados y la cabeza sobre ellos, como si estuviese adormecida recordaba aquellos capítulos de mi vida junto a Matías, a la dulzura que irradiaba cuando él me hablaba y a la gran tristeza que me produjeron los últimos meses donde luchaba a brazos partidos; y yo sin poderlo ayudar desde donde me encontraba, me sentía muy cerca de él y a la vez tan lejos... Lejos de los sentimientos, de su vida, de su mundo.

 

 

                                                       -114-

 

 

     Instantáneamente se instaló en mi memoria aquel diálogo que mantuvo Matías con Julia...

     -Jamás pensé Julia, que iba a vivir todo esto, tampoco creí tener agallas para soportar todo y sobre todo para moverme a llevar adelante este problema legal. Sinceramente no sospeché en ningún momento que podía contar tanta intimidad, esa que realmente ocultaba a toda costa. ¿Sabés de que hablo, no?; no teníamos la amistad que ahora tenemos.

     Para lograr mantener lo propio, todo se puede. Y sino mirá a Rocío, dejó de interrogarte y pasó por alto miles de cosas que en verdad, yo no hubiese logrado.

     Se permitió vivir lo que vos hasta ahora le has dado. Se aferró a tu vida para apoyarte, comprenderte, cuidarte, escucharte y amarte. ¿Te das cuenta, que si uno quiere puede?.

     -Sí, tenés razón; pero en este caso reconozco que Rocío es excepcional, va mucho más allá del amor que siente por mí.

     ...Cuantos momentos espantosos le incorporé a su vida, sin la más mínima consideración.

     -Matías, ¿Te puedo hacer una pregunta?.

     -Sí... Claro, decime.

     -... ¿Sabe Rocío toda la verdad?.

     Instintivamente me buscó con la mirada, sabía que me encontraba con ellos, que a pesar de estar cerca de la puerta escuchaba perfectamente esa conversación.

     Jamás pude describir esa mirada; se que tenía una mezcla de preocupación y desolación, pero a la vez denotaba demasiado miedo... Sentía como que algo no andaba bien, como que todavía existían muchas cosas ocultas, en la vida de Matías. Verdaderamente me veía excluida de su vida y lejos de comprender que estaba pasando en realidad.

     Decidí dejarlos solos, debían continuar con esa conversación; así que deliberadamente y muy a mi pesar, le pregunté a Julia:

     -¿No te vas, no?; ¿Te podes quedar media hora más?. Debo hacer un trámite y no quisiera dejar solo a Matías.

     -Quedate tranquila Rocío, te espero.

     -Gracias...

 

 

                                                       -116-

 

 

 

Agradecimientos

Agradecimientos

RECONOCIMIENTO

 

 

Mientras escribía, conté con la invalorable colaboración de Dios, quién me ayudó a soñar y jugar con las palabras que le dieron forma y sentido al texto.

Agradezco a Dios.

A los doctores Mari García Varela y Carlos Lo Brutto.

A mis padres, que con sus palabras de aliento lograron que no baje los brazos a mitad de camino.

Al maravilloso hombre que me mostró la existencia y perdurabilidad del amor...

A nuestros hijos, que me colmaron de una inmensa felicidad y energía para continuar dentro de este mundo...

A mis abuelas, que con sus años me ofrecen día a día una enseñanza de vida; y a mi abuelo en especial, que no estando hoy entre nosotros, dejó una fortuna en mis manos: la honestidad y la humildad.

A mis amigos, que me ayudaron con su sentido crítico, y a todos aquellos que me apoyaron.

A Editorial Argenta, y en especial a Heidi, quién supo apreciar mi obra.

Dedico esta obra a mis padres, Mabel y Sergio.

 

                                                                                      Erica Espiñeira

 

 

Taller literario para chicos

Taller literario para chicos

en Rayuela Libros

 

 

 

 

Para escuchar historias, para contarlas, para jugar con las palabras.

 

El taller es un espacio donde los chicos pueden tener un encuentro placentero y lúdico con la literatura.

Allí se estimulan la imaginación y la creatividad, al tiempo que se promueve el habito de la lectura. En los encuentros leemos para seguir imaginando.

Los chicos aprenden haciendo, experimentando con los textos y las palabras: narran, escuchan y dramatizan historias, las crean. Se entrenan en técnicas de narración oral y de escritura creativa, pero siempre jugando.

El taller está destinado también a chicos de preescolar: ellos "leen y escriben" de manera no convencional y las actividades intentan acompañarlos en este proceso de descubrimiento de la literatura.

Los autores que proponemos son, entre otros, Graciela Montes, Silvia Schujer, Elena Hadida, Laura Devetach, Ema Wolf, Elsa Bornemann, Gianni Rodari, Susana Itzcovich, Graciela Cabal, Ricardo Alcántara, Jo Pestum, Carlo Collodi, María Brandán Aráoz, Ana María Machado, Alberto Pez, Sandra Fillipi, Ana María Shúa, Gustavo Roldán, Cristina Ramos, Perla Suez, Adela Bash y Canela.

Esta lista de autores se enriquece notablemente con el aporte de los chicos durante las rondas de lectura: momentos destinados a compartir con los compañeros las lecturas que ellos prefieren.

Los encuentros tienen lugar en la librería una vez por semana y su duración es de una hora.

Coordina: Prof. Vivián Rodríguez

Rayuela Libros 44 esq. Plaza Italia. La Plata. Buenos Aires. Argentina.

http://www.rayuelalibros.com.ar/

rayuelalibros@rayuelalibros.com.ar

Informes e inscripción

Tel. 457 - 9740

el.imaginador@yahoo.com.ar

Cuento Encuentro

Cuento Encuentro

Cuento Encuentro

      Invita

 

 

 

CUENTOS PARA ADULTOS

los terceros viernes de cada mes, 19 hs.

CAFÉ CON CUENTOS PARA ADULTOS

 

 

 

CUENTOS PARA CHICOS

los primeros viernes de cada mes, 18 hs.

ENTRADA LIBRE Y GRATUITA

 

Rayuela Libros 44 esq. Plaza Italia - La Plata - tel. 427 0619

http://www.rayuelalibros.com.ar/

rayuelalibros@rayuelalibros.com.ar

 

 

Sobre los comentarios literarios...

Sobre los comentarios literarios...

Comentario: Escrito que sirve de explicación a una obra.

Comentar: Explanar, explicar el contenido de un escrito para que se entienda mejor.

Comentador: Persona que comenta.

Crítica: Arte de juzgar de la bondad, verdad y belleza de las cosas. Cualquier juicio formado sobre una obra literaria o artística. Censura de las acciones o de la conducta de alguno. Murmuración.

¿Alguna vez nos hemos preguntado que categoría portan en realidad aquellos que escriben en los periódicos acerca de las obras literarias?. ¿Son comentadores o críticos literarios?. Y en éste último caso, ¿critican o censuran?.

Finalmente... ¿cuánto saben? y ¿qué o quién les otorga semejante autoridad?.

Si aceptamos al comentario como la vía necesaria para acercar la obra al lector, consideraremos también como indispensable la presencia del comentador; aunque en el sentido estricto de lo que significa y representa un comentario.

Existen, claro está en muchos periódicos, revistas y órganos literarios, rectos comentadores o comentaristas que cumplen abnegadamente con su función; pero también existen de los otros...

El lector, ingenuo, que no ve a los escritores, no conoce su modo de vivir y ni siquiera a leído aún su obra, se forma tristemente una opinión conforme a los pícaros intereses de estos "otros" personajes.

Denominados, y hasta autodenominados críticos, son fácilmente reconocibles por su acción.

He aprendido a conocer bien el siquismo de estos productos del negocio literario que inundan con sus elucubraciones esos periódicos y revistas.

En ellos el "arte" de juzgar poco difiere de la censura o de la condena preterintencional, porque son capaces de ocultar la presencia de aquellas obras o autores que no "responden" a sus intereses y por el contrario exaltar con acciones falsas los trabajos más torpes, induciendo de forma obscena a engaños y errores.

Estos "críticos", difieren entre sí tan sólo por el grado de importancia y difusión del medio tras el que se ocultan y para el cual trabajan. Este rasgo es la causa principal de su proliferación, de su falsa autoridad sobre la masa y de la adulación incesante y servil, manifiesta hacia aquellos grupos editoriales que depositan dinero en sus bolsillos.

 

                                                                                      Erica Espiñeira

En las librerías

En las librerías

 

 

 Esencia de Mar puede adquirirse en las siguientes librerías:

 

 

 

CUSPIDE LIBROS

   Ciudad de Buenos Aires - Argentina.

     Village Cines Recoleta - Galerías Pacífico.

     Florida 628 - Av. Sta Fe 1818 - Av. Cabildo 1965

     Av. Corrientes 1316 - Suipacha 764

     Av. Córdoba 2064 - Av. Sta Fe 2077

     Av. Corrientes 1234

     Tel.: (011) 4322 8868 - Fax: (011) 4322 3465

   Pilar - Argentina.

     Village Cines Pilar - Tel.: (02322) 473 229

   Rosario - Argentina.

     Village Cines Rosario - Tel.: (0341) 458 1918

     Portal de Rosario - Tel.: (0341) 453 2212

     mail: libros@cuspide.com

     web: www.cuspide.com/isbn/9508872659

 

RAYUELA LIBROS

   44 esq. Plaza Italia - (1900)- La Plata - Argentina.

     Tel.: (0221) 427 0619 [rot.]

     mail: rayuelalibros@rayuelalibros.com.ar

     web: http://www.rayuelalibros.com.ar/

 

LIBROS FRAY MOCHO

   Rivadavia 2702 - (7600) Mar del Plata - Argentina.

     Tel.: (0223) 495 8937 / 495 1737

     mail: fraymocho@speedy.com.ar

 

LIBROS DE LA ARENA

   Chiozza 2311 - (7111) San Bernardo - Argentina.

     Tel.: (02257) 468-799

   Güemes 2717 - (7600) Mar del Plata - Argentina.

     Tel.: (0223) 451 5278  

     mail: librosdelaarena@netizen.com.ar

 

ALEJANDRIA LIBROS Y CAFÉ

     San Luis 1745 - (7600) Mar del Plata - Argentina.

     Tel.: (0223) 495 0583   

     mail: alejandrialibros@gmail.com

 

También se puede adquirir desde cualquier parte del mundo a traves de internet en:

 www.cuspide.com/isbn/9508872659

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Breve Comentario sobre Esencia de Mar

Breve Comentario sobre Esencia de Mar

Cuando Rocío Haeckel decide emprender su viaje a la India, en realidad se dispone a enfrentar un reto: superar el trauma de los últimos años de su vida. Así, Esencia de Mar, es una conmovedora historia que entrelazando el tiempo, enmarca los avatares de la vida al chocar contra una cruel enfermedad que ganó territorio rápidamente en su carrera contra las investigaciones científicas.

     La lucha contra el tiempo se plantea drásticamente y en concordancia con los intentos de supervivencia frente a la sociedad hipócrita, que prefiere ocultar y enterrar a quienes atraviesan por estas dificultades, aunque muestre su cara doliente y caritativa.

     En esta historia los protagonistas, además nos revelan en extremo su intimidad desde el momento en que toman conocimiento de la enfermedad. La angustia, el odio y la ira parecen conducirlos por un laberinto y la búsqueda desesperada de su salida nos ofrece la posibilidad de visualizar la precariedad de respuestas del ser humano puesto ante situaciones no previstas.

ERICA

ERICA

El 7 de agosto de 1969, llegué a Mar del Plata por primera vez y para siempre, aunque en realidad repetidamente estoy volviendo. Había nacido poco más de un mes antes, el 30 de junio, en la ciudad de Buenos Aires.

Mis padres y mi infancia son de esos tesoros que nunca se deben exhibir.

Comencé a transitar por los caminos literarios durante la educación secundaria. No me encontraba sola. Indiana Gouzou, escritora pero más que nada mi querida profesora de literatura, fué quién me enseñó a crecer en este mundo, maniobrando en los laberintos de variadas obras.

No soy aún una autora prolífica. Comenzado el 2000 terminé de escribir mi primer novela: "Esencia de Mar" y luego de mucho esfuerzo en el 2004 logré editarla. Mientras tanto sigo escribiendo y busco que mis pensamientos expresados por el símbolo de la palabra, puedan ejercer una decidida influencia sobre los lectores.

 

Erica Espiñeira

erica428_mardel@yahoo.com.ar

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres